En lo más profundo, sabemos quienes somos. Diez años antes de reconocer mi Llama, cuando aún desconocía este mundo, le dediqué una poesía, sin imaginar que después de una década esas palabras gritadas al viento cobrarían por fin sentido.

Carta

Estoy enamorada de ti, mi amor, y aún no te conozco.

Percibo tu rostro entre las demás personas, pero no te encuentro.

Huelo tu perfume en el aire, pero no consigo caminar hacia ti.

Oigo tu voz, dulces palabras para mis oídos…

pero cuando abro los ojos, no estás.

Siento que me estás buscando y noto tu presencia en el aire.

Lo conseguiremos mi amor, podremos estar juntos. Te lo prometo.

Tal vez estés más cerca de lo que pienses,

tal vez ya estés aquí. O tal vez aún quede mucho tiempo

para que por fin nuestras almas se encuentren.

Es nuestro destino, nuestro futuro más bello,

no me importa esperarte durante el tiempo que haga falta.

Tengo tantas cosas que entregarte, tanto amor para regalarte.

Y es solamente para ti, mi amor,

porque sé que podrás devolver el amor que siento por ti.

Sé que juntos seremos felices.

Conmigo descubrirás lo nunca imaginado,

encenderé la llama que calentará tus sentidos,

haré latir tu corazón como jamás habías pensado,

alumbraré tus noches hasta la eternidad.

Nuestra pasión iluminará nuestras almas.

Estoy aquí, con mi corazón abierto a tu llegada.

Te amo, mi amor, y aún no te conozco.

¿Estás allí?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s