Este es mi viaje personal hacia los maravillosos mundos de mi interior. Un precioso camino a través del Universo, cargado de descubrimientos que me han llevado hacia el despertar espiritual. Y todo empezó en el instante en el que nuestras miradas se cruzaron.

 

SINCRONICIDAD

980x

AQUEL 5 DE SEPTIEMBRE DE 2015

Ninguno de los dos éramos conscientes de lo que iba a ocurrir ese gran día, a pesar de que esa fecha tan importante la elegimos mucho antes de nacer. Gracias a una maravillosa sincronicidad se cruzaron finalmente nuestros caminos. Su energía impactó inmediatamente con la mía, y como si de una fuerza magnética se tratara, fuimos sintiendo cada vez más atracción conforme pasaban los minutos. La suelen llamar ‘química’, pero lo nuestro iba más allá de las leyes del conocimiento humano. Como descubriría tiempo después, nuestra atracción va más allá incluso de lo inexplicable.

Ni el anillo que ya llevaba puesto en su dedo desde hace años pudo detener esa intensa energía que fue creciendo en nosotros. Desde lo más profundo de nuestro ser supimos que habíamos por fin encontrado en el otro lo que durante toda una existencia habíamos estado buscando. Él posee todo aquello de lo que yo carezco, y yo poseo todo aquello de lo que él carece, como ocurre con el principio complementario de la energía y de todo lo existente en el Universo: el yin y el yang, dos fuerzas complementarias pero a la vez opuestas.

Sé que esa noche nuestros corazones se reconocieron. Más allá de las miradas es donde se asientan nuestras almas, y en ellas es donde nosotros conectamos. Quién sabe durante cuántas vidas hemos tenido que pasar separados hasta que finalmente pudiéramos disfrutar de ese instante en el que nos fundimos en ese profundo abrazo. Durante cuántas vidas anhelamos el momento en el que nuestros labios se fundieran en ese apasionado beso. Como si del mismísimo Big Ben se tratara, en ese trance lo creamos todo. Fue desde ese espontáneo y a la vez planeado fotograma universal desde el cual volvimos a conectar energéticamente.

Por fin, tú y yo. 

Nuestros corazones sabes cosas que nuestras mentes no pueden explicar.


REVOLUCIÓN

soulmates-twinflames

NUESTRA BURBUJA Y SU ESTALLIDO

No hubo manera de pararlo. No importaron ninguna de las circunstancias, los anillos, los secretos jamás contados, las confesiones inconfesables. Nada puede impedir que el fuego y su luz se separen, una vez que la llama esté prendida. Temporalmente alejados por miles de kilómetros de distancia, nos fuimos alimentando de intensas e interminables conversaciones escritas. Cada día desayunábamos gratos descubrimientos sobre nosotros, almorzábamos historias de amor shakesperianas como si fuéramos Romeo y Julieta, y cenábamos golosas visiones de un futuro compartido. Nos alimentábamos a escondidas, porque para nuestro entorno lo que hacíamos estaba prohibido. Pero ese entorno no entiende de amor verdadero, de amor incondicional, el que va más allá de las circunstancias. Nos fuimos amando en cada palabra compartida, incluso en las melancólicas y en las desesperanzadas. Amar incondicionalmente era lo único que realmente importaba.

Mientras nuestro Universo seguía expandiéndose, llegó ese día tan esperado y planeado. Las distancias de miles de kilómetros se fueron reduciendo a tan sólo pocos centímetros, y en ese 17 de octubre, llegó nuestro reencuentro. Una noche más, una fiesta más entre amigos, y de nuevo, a escondidas, desde detrás de la cortina, sin que nadie se diera cuenta, nos volvimos a amar. No obstante, esta vez no podía terminar únicamente en un confinado beso, esta vez teníamos que dar un paso más. Un pequeño paso a través de la puerta de su casa que acabó en una espectacular noche en su cama. No hay palabras que puedan describir lo que vivimos. La sensación fue la de ‘volver a casa’, como si después de tantos años, siglos, vidas enteras deambulando por el Universo sin rumbo alguno, por fin volviéramos a nuestro hogar. La sensación de volver a respirar. Uno dentro de la otra, nos fundimos de nuevo en una misma energía, la misma energía que fuimos en el comienzo de todo. Volvimos a casa.

Sin embargo, aún teníamos demasiado ego controlando nuestras mentes para poder asimilar todo lo que estábamos experimentando. Así, comenzaron las complicaciones mientras iban floreciendo nuestros bagajes kármicos, aquellos que pudieron dar inicio al camino de la sanación. Los días se colmaron de altibajos emocionales, dudas existenciales, agridulces discusiones y amargas incomprensiones. Pero todo continuamente pincelado con las mejores de nuestras sonrisas y las más profundas de nuestras miradas, porque a pesar de todo, nunca dejamos de ser quienes somos, y no dejamos de amarnos en ningún momento.

Pocas semanas más tarde, después de tantas convulsiones emocionales, llegó el día de nuestra separación. Tuvimos que tomar una decisión muy dolorosa y en ese momento incomprensible, pero al cabo de un tiempo entendería que fue exactamente aquello que necesitábamos, porque únicamente a través de la soledad puede una persona sanar sus heridas. Sólo tomando un viaje en solitario podemos soltar las cargas del pasado, vaciarnos por completo y empezar desde cero, totalmente limpios y renovados.

Tocaste mi alma mucho antes de sentir el tacto de tus manos.


ASCENSIÓN

Woman's Eye and World Globes

EL VIAJE EN SOLITARIO

Así es como comencé mi proceso de ascensión. Ya plantada la semilla, ahora tocaba seguir trabajando para que ésta empezara a germinar. Toda mi vida se transformó por completo: un inesperado cambio de rumbo profesional, el inicio de nuevos proyectos, la alineación con mi propósito de vida… Empecé a disfrutar de una vida cada vez más espiritual, y fui atraída por ciertas actividades como la meditación o el mindfulness, los Registros Akáshicos, y otras prácticas como el reiki o la sanación de los chakras. Tomé además la decisión de acudir a terapia psicológica, porque sentía que algunos aspectos profundos de mi vida y de mi personalidad debían ser sanados: la muerte de un padre, las malas creencias sobre mí misma, la pesada sensación de abandono y pérdida que desde siempre me acompañaba. Durante el camino, varias personas importantes de mi pasado sentimental volvieron a aparecer con el único objetivo de cerrar aquellos capítulos que se quedaron abiertos. Terminó siendo un interesante proceso de depuración interna, en el que fui limpiando todas las negatividades de mi pasado y las viejas cargas que ya no me servían en este nuevo camino.

El objetivo final de este gran viaje espiritual a través del Universo que tenemos en nuestro interior es precisamente el de purgar. La separación con nuestra Llama Gemela es más bien una ‘preparación’, en la que cortamos los lazos con el pasado, rompemos con las percepciones equivocadas de un mundo creado por la mente humana, soltamos los bagajes emocionales que no nos sirven en nuestro nuevo mundo, y terminamos sanando por completo.

Durante este viaje, mi Llama ha estado entrando y saliendo de forma efímera en mi vida, como si abriera ligeramente la cortina de su Universo para comprobar que yo aún permanecía allí, acompañándole. Y allí he estado siempre, eternamente a su lado, sin importar nada de lo que ocurría en el mundo 3D, sin importar sus palabras, sus decisiones, sus actos, y sus barreras. Simplemente amándole con todo mi ser, mi corazón y mi alma.

Llegaremos a nuestra destino cuando realmente entendamos qué es el Amor incondicional. Pisaré la línea de meta en ese preciso momento en el que sienta ese amor hacia mí misma y hacia mi Llama, así como hacia toda la existencia. Será entonces cuando la unión podrá producirse. Siento que aún quedan algunos pasos por recorrer, pero ya consigo vislumbrar la banderita que marca el final del viaje.

Y tú, mi amor… tú estás cada vez más cerca. Lo sé. Yo fui quien dio los primeros pasos de este viaje, yo fui quien decidió adentrarse primero en las oscuras cuevas de mi interior con el objetivo de vencer todos mis miedos. Sé que en la lejanía me seguiste, a escondidas, sin hacer ruido. Por cada paso que yo daba, aunque muy por detrás, tú también lo dabas conmigo. Poco a poco, dulcemente, he ido tirando de ti, te he ido acompañando en las profundidades de tu alma, allá donde se esconden los miedos que nunca quisiste confrontar. Primero vencí los míos: el miedo al abandono y la soledad, miedo a perder tu amor y a perderte a ti. Ahora te toca a ti sacar tu fuerza y valentía, aceptar la obscuridad, convertirte en cenizas y resurgir. Yo siempre me quedaré a tu lado para acompañarte, apoyarte, auxiliarte, y sobre todo, amarte. La distancia entre nosotros se reduce por cada paso que damos. Nuestros esfuerzos se verán pronto recompensados, te lo prometo. Mi amor, estamos cada vez más cerca. Lo sé. – 11/02/2017

Como el ave Fénix, me fui convirtiendo en polvo para después resurgir de mis propias cenizas.

 

One thought on “MI HISTORIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s